Un limpiador de vapor tiene un motor eléctrico que calienta el agua hasta el punto de convertirla en vapor. Una hélice toma el control y envía el vapor de su cámara de calentamiento al generador de vapor. el cepillo a través de la manguera. El vapor, evacuado por el cepillo, la escobilla de goma o la pistola, por su alta temperatura limpia profundamente. Según la tecnología y el uso del limpiador de vapor, las características como la velocidad de flujo y la potencia varían. Equipados con un regulador de difusión de vapor, los limpiadores de vapor todo en uno pueden utilizarse para muchos fines.