¿Te sientes un poco perezoso en el jardín? Las posibilidades son numerosas entre las tumbonas, las hamacas o las sillas colgantes, a la sombra de los árboles, un gran lienzo extendido entre dos postes o un cenador. Optimice el espacio optando por una caja de almacenamiento en un banco o transformando una pared baja en un banco añadiendo un simple cojín. Algunos objetos decorativos añaden un toque Zen, Romántico o moderno: campanas, estatuas, linternas, espejos, cajas para pájaros, etc. Si el espacio lo permite, recuerde también reservar un rincón del jardín para los niños: un pequeño arenero, una mesa y sillas de su tamaño, una cabaña, un tipi, etc. ¡Hay muchas soluciones para hacerlos felices!